La vocación

¿Alguna vez te has preguntado qué es la vocación? La palabra vocación, que proviene de latín vocare, significa voz, llamada, y se refiere al deseo de una persona de seguir una determinada actividad o profesión.

Yo completaría esa definición añadiendo que la vocación es el lugar donde puedes sacar y desarrollar todos tus talentos.

¿Cómo reconocer tu vocación? Generalmente, tenemos vocación para una actividad cuando la realizamos con entusiasmo y disfrutamos con ella. Cuando estamos en el lugar donde queremos estar, brillamos con todo nuestro esplendor y los demás lo perciben.

 

¿Dónde encontrar la vocación?

La búsqueda de la vocación es un viaje interior, para explorar lo que hay dentro de nosotros, y un viaje exterior para descubrir las oportunidades que el mundo nos ofrece, donde poder desarrollar nuestro talento.

La orientación vocacional es una herramienta muy útil que ayuda a las personas a identificar sus habilidades, intereses y valores para elegir unos estudios o una profesión que encaje a la perfección con uno mismo.

 

Los beneficios de encontrar la vocación

Encontrar la vocación en la etapa estudiantil tiene importantes beneficios:

  • Los estudiantes que hacen aquello que les entusiasma están más motivados, ponen más atención y por tanto mejoran su rendimiento y sus calificaciones.
  • Encontrar la vocación, lo que les gusta y les interesa, permite a los alumnos llenarse de energía interior y aplicarla a la tarea.
  • Cuando un joven desarrolla actividades que resuenan en su interior, aumenta su confianza, su autoestima y su capacidad de superación.

Encontrar la vocación en la etapa adulta tiene los mismos efectos positivos y, en definitiva, le da sentido a nuestra vida.